Cuando nos planteamos la reforma de nuestra cocina, debemos pensar en todo lo que la envuelve:

  • Muebles
  • Electrodomésticos
  • Materiales
  • Acabados

Pero sobretodo, la practicidad y comodidad de la misma, ya que, la cocina, junto con el salón y dormitorio, es la estancia donde más tiempo desempeñamos en nuestro día a día.

Por ello, es fundamental buscar que nuestro cocina sea cómoda y a la vez elegante, siguiendo el estilo que nos guste.

Hoy os hablaremos de los azulejos de la cocina.

Este revestimiento en numerosas ocasiones pasa desapercibido en el momento de idear y proyectar nuestro espacio culinario, pero os recomendamos que le dediquéis un espacio de tiempo para que después veáis el resultado tal y como os gustaría. Ya que gran parte de la superficie de la pared que rodea nuestra cocina irá situada este azulejo.

Este revestimiento es fundamental ya que aporta luz, calidez e higiene a tu cocina, ya que evita salpicaduras en paredes pintadas. Pero, ¿Cómo debes elegir un buen azulejo para tu cocina?

¡Desde Macoalge te ayudamos!

  • Los muebles de cocina: Lo primero que debes saber es el mobiliario que vas a colocar, ya que ello dependerá del tipo de azulejo que deberás adquirir. Por ejemplo, si tu idea es tener una cocina minimalista deberás utilizar un revestimiento blanco y liso, y no un estilo recargado o rústico.

  • La encimera: Si buscamos una buena combinación deberemos buscar que la encimera tenga colores cromáticos similares a los azulejos. Por ejemplo, si te gusta una cocina inox, buscarás colores contrastados, y no colores oscuros para no apagar el habitáculo.

  • El suelo: Es una de las zonas de la cocina que más se verá y que más suciedad recibe, por lo que intenta combinarlo con el azulejo para crear un espacio unificado.

Ahora que ya hemos clarificado la idea vamos a ver los materiales a utilizar, en el mercado hay varios tipos de azulejos:

Porcelánico: Es una superficie poco porosa y material económica, por lo que es el más recomendado.

Gresite: Es un material más moderno pero su inconveniente, al contrario que el porcelánico, es más poroso y la limpieza es más costosa.

Esperamos haber podido ayudaros, y recordad, si queréis saber más no dudéis en visitarnos!