Te damos sencillos consejos antes de realizar la reforma de tu cocina, haciéndola más práctica y accesible.

Sois muchos los que día a día nos visitáis en nuestras instalaciones de Beniganim para contarnos vuestra inquietud de realizar la reforma de vuestra cocina, ver material necesarios e ideas que disponemos en nuestra exposición.

Muchos sois los que veis con fotografías de Internet donde os habéis inspirado, pero muchas de las veces, ni las medidas son adaptables, ni las imágenes representan la realidad de la construcción.

Por ello, y desde nuestra experiencia, queremos ayudaros dándoos algunos sencillos consejos para clarificar vuestras ideas antes de embarcaros en la renovación de vuestra cocina.

Su utilidad.

Aunque parece obvio que una cocina sirve para cocinar y preparar alimentos, hay algunos que os gusta que sea también parte de una zona de reunión familiar o amigos. Pensad si os gustaría que sea un lugar abierto, donde poder picar algo, con una barra o una isla. O también si queréis que disponga una mesa auxiliar donde desayunar o tomar un café. Son formatos más moderno y adaptados a los nuevos tiempos. Por eso te recomendamos que pienses para que vas a utilizarla y que uso quieres que tenga en tu vida. De esta forma, serás más concreto a la hora de ubicar los espacios. Puedes coger ideas en Internet o, incluso, en Pinterest.

Dale forma.

A partir de tus ideas, empieza a diseñar, con un metro y una visión más clara de tu idea, como te gustaría que fuera esta cocina. No pienses ni en materiales ni en calidades, solo en espacios. Donde te gustaría el lava manos, la vitrocerámica, el friega platos o la nevera. Recuerda que, antes de decidir los espacios, deberás llamar a tu carpintero de confianza para que te ayude en este trabajo, ya que muchas veces visionamos ideas que sobre el papel son geniales pero que en la ejecución son complejas, por el alto coste que puede suponer su diseño, como, por ejemplo, poner el lava manos en la isla. A simple vista, parece una idea muy televisiva, estilo Carlos Arguiñano, pero, a la práctica provoca realizar una canalización de agua y desagüe por el suelo, con la correspondiente obra y derivados que ello supone. Este detalle, simplemente ubicándolo en la bancada de la pared, te ahorrará muchos costes. Por eso, y tal y como os hemos indicado, os recomendamos que habléis previamente con el profesional que os vaya a realizar la cocina y que os asesore de estos y otros términos de relevancia.

Orden de los espacios.

Esto es una práctica habitual. Realizar la distribución de electrodomésticos sin un sentido claro, simplemente por instinto. Esta distribución tiene que ser meditada con detenimiento. Por ejemplo: La vitrocerámica debe disponer de bancada a izquierda y derecha. Y porque? Te preguntarás, muy fácil. Cuando cocinas, necesitas espacio para cortar los alimentos, dejar las sartenes calientes o preparar los productos a cocinar. Este espacio es imprescindible. Otro ejemplo muy común es colocar el horno frente a la vitrocerámica. Si puedes evitarlo, hazlo. Cual es la razón? Muy sencilla. Cuando enciendes el horno, éste expulsa aire frontalmente. Si estas en ese momento cocinando en la vitrocerámica, todo el vapor que estés segregando, no será absorbido por el extractor y se aireará por toda tu cocina. Si, para colmo estas haciendo algún alimento con olor, como pueda ser pescado, ten por sentado que aromatizaras tu hogar con él.

Calidades y materiales.

Ya, para finalizar, después de tener clara la distribución, llega el momento de hablar de calidades y materiales. Te recomendamos que busques la practicidad y la limpieza. Todos los materiales rugosos o porosos, a la larga, es una zona de bacterias. Elige pisos con fácil limpieza, que no resbalen y que, a simple vista, no se vean las manchas, si las hubiera. Estos 3 factores son esenciales, ya que la cocina es uno de los lugares de mayor suciedad del hogar, por los líquidos derramados o comida que se cae.

Esperamos poder haberos ayudado. Recordad, si queréis saber más, podéis visitarnos y hablaremos en persona de vuestro proyecto!